TERMOTERAPIA JAPONESA PARA LA SALUD Y LA BELLEZA

fotos domo5

Concebida para el bienestar, K’domo puede ser utilizada tanto por terapeutas como por profesionales de la estética.

K’domo se inspira de una tradición japonesa ancestral: en Japón, existe una forma de tratamiento para eliminar toxinas y dolores, el Suná-Mushí. Desde hace siglos, los japoneses se entierran en las arenas calientes y volcánicas de zonas termales como Ibusuki 指宿. Con éste tratamiento consiguen eliminar toxinas y dioxinas. Los japoneses utilizaron esta técnica de detoxificación, después de las bombas atómicas de Nagasaki e Hiroshima.

Gracias a la tecnología única de las placas emisoras de infrarrojos lejanos de K’domo, hemos conseguido un efecto idéntico pudiendo además quemar cientos de calorías.

TERMOTERAPIA ESTÉTICA: 3 TRATAMIENTOS EN 1

El tratamiento con K'domo trabaja sobre la adiposidad generalizada mediante la aplicación de calor infrarrojo sobre la totalidad del cuerpo. Actúa sobre la piel emitiendo una radiación infrarroja que eleva la temperatura y aumenta el metabolismo basal para perder peso.

1 / Degradación de las grasas almacenadas

“Gracias a las técnicas de termoterapia en medicina estética se consigue estimular el metabolismo graso del organismo, así que están indicadas para tratar la celulitis, la obesidad y la remodelación corporal. La termoterapia produce un aumento de la circulación, estimula la combustión de grasas, limpia el organismo a través del sudor generado y acelera la reducción de las medidas.” SEME
El calor generado se transmite por los fenómenos físicos de radiación hasta la intimidad del tejido, y especialmente al panículo adiposo, estimulándolo para elevar la tasa metabólica local y como consecuencia de ello promover mecanismos de lipólisis (degradación de triglicéridos o grasas almacenados en los adipocitos).

2/ Adelgazar quemando muchas calorías

Hasta 600 Kcal quemadas en una sola sesión de 30 a 45 minutos. Perdida de hasta 1000 ml de sudor mezcla de agua, toxinas y grasas. Equivale a 1 hora de bici de montaña.

3/ Regeneración y rejuvenecimiento de la piel

Al activar la circulación sanguínea y eliminar los desechos tóxicos que aceleran nuestro envejecimiento y provocan enfermedades.

Corpore sano in cutis sana

La energía radiante del K'domo trabaja por frecuencia de resonancia sobre la misma membrana celular, procurando una desintoxicación en profundidad. Su temperatura se mantiene generalmente entre 45ºC y 65ºC, al contrario que en saunas convencionales de vapor en las que se puede llegar a picos de calor de 105ºC.

Nota importante: KDomo no es un dispositivo sanitario y no ha sido concebido para el tratamiento, alivio o prevención de enfermedades.

K'domo es una potente herramienta de desintoxicación y de adelgazamiento del cuerpo que va más allá que la simple relajación:

      • Detoxificación. El abundante sudor provocado por el K’domo, permite eliminar las toxinas, dioxinas y metales pesados acumulados en nuestro organismo y causantes de muchas enfermedades.
      • Adelgazamiento. Gracias al calor generado dentro del KDomo, el cuerpo tiende a equilibrar su temperatura y efectúa un trabajo intenso de termoregulación quemando una cantidad muy importante de Kcals.
      • K’domo, el relax inigualado. El calor intenso y concentrado generado por los IRL de KDomo relaja las articulaciones y los músculos. Una sesión de Kdomo equivale a 3 días de vacaciones en un balneario.
      • Aumento del riego sanguíneo. Igual que al hacer ejercicio físico pero sin los problemas articulares y con todas las ventajas para la salud y para nuestro sistema cardiovascular,
      • Deportes. Tanto popular como de élite. Puede ser de gran ayuda para la preparación antes de las competiciones y para una recuperación más rápida después de las mismas.
  • La posición dentro del K’domo es estirada debajo de un semicilindro dejando la cabeza fuera.
  • Unas placas especiales, las “K3d“, emiten infrarrojos lejanos entre 8,2µm y 8,8µm de longitud de onda que penetran en el cuerpo hasta 40 mm. Estos rayos son llamados bióticos porque son similares a los que emite el propio cuerpo humano. Estas placas producen un calor natural como el del sol, sin los rayos UVA y de forma totalmente inocua.
  • Concentración de energía en un habitáculo muy reducido y sin sensación de sofoco.
  • Emisión de infrarrojos en 180º para conseguir una eficacia mucho mayor.
  • Se obtienen, entre otros, dos grandes beneficios: ELIMINAR TOXINAS  Y METALES PESADOS difíciles de eliminar de otra manera. ADELGAZAR QUEMANDO MUCHAS CALORÍAS, a menos de ser deportista asiduo, es difícil y pesado conseguirlo de otra manera.
Ana Rosal / enfermera
Yo tengo artritis, antes de entrar en el domo no podía levantar el brazo ¡después de la sesión, no tenía ningún dolor!

Rosa Vila / dermatóloga
Para la piel es genial, para detoxificar y regenerar. No obstante se tendría que ir con cuidado para pacientes con psoriasis, a determinadas temperaturas puede resecar demasiado.

Vicky Gironés / doctora en medicina estética
¡Fantástico! Para descontracturación muscular, un 10. Sería ideal antes de una operación.

Philippe Centell / publicista
La primera vez que probé el K’domo, sentí un poco de agujetas, como si hubiese hecho deporte .. Qué pasada! Después de una session, mi piel queda suave como la de un bebé, ¡Fantástico!

Nina Baldó / estudiante
Me duelen a menudo las cervicales, gracias al domo me siento inmediatamente mejor ¡Lo prefiero mil veces a un Ibuprofeno!

Elena Rueda / entrenadora de Pilates
Sudo tanto en la máquina como en el entreno, luego me siento muy ligera y súper serena. Por la noche duermo muy bien y tengo los músculos totalmente relajados ¡increible!

SALUD Y BELLEZA